El mundo duerme más tranquilo




Tras casi medio siglo, hoy el mundo duerme más tranquilo.

El presidente Reagan firmó la disolución de los Estados Unidos para crear los nuevos Estados Confederados de América. El país no pudo soportar la crisis económica y los disturbios raciales de los ochenta. El país colapsó. Tuvo que buscar ayuda de sus enemigos del otro lado del Atlántico para poder alimentar a los millones de americanos hambrientos y arruinados por la crisis.

Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, con un empate entre los Aliados y el Eje, se iniciaría la llamada Guerra Fría. América se aseguró Asia al vencer a Japón, después de lanzar varias bombas atómicas sobre el país. Mientras, Alemania se aseguró el control de Europa tras conseguir tomar Stalingrado, con lo que se desmoronó todo el Ejercito Rojo. El Reino Unido se convirtió en el único bastión de los Aliados en Europa. Y ante el punto muerto en que se encontraba la guerra, se firmó la paz en Berna, en 1945.

Así nacieron los dos bandos de la Guerra Fría, con el canal de la mancha como Telón de Acero, dividiendo el mundo. El desarrollo de los acontecimientos no pudo ser de otra manera y los dos bandos, temiéndose, se armaron, apuntando hacia las ciudades miles de cabezas nucleares. El terror atómico se extendió entre los dos países, y la destrucción mutua asegurada evitó que se declararan la guerra. Mientras, en el resto del mundo, llevaban acabo una guerra soterrada.

Pasados los años, Estados Unidos no pudo sostener el coste de la carrera armamentística. La puntilla se la puso el futuro proyecto de "La Guerra de las Galaxias", del doctor Eugen Sanger. El país se hundió moralmente. Si ellos enviaban un cohete al espacio, Alemania plantaba a Hans Rudel en la Luna. Si creaban un transbordador espacial, Alemania terminaba el proyecto Sonnengewerh.

El mundo entraba ahora en una nueva fase donde la política de dos superpotencias se terminaba. Ahora solamente quedaba Alemania como policía del mundo. Como premio se concedió a la nueva capital del mundo, Germania, la celebración de los Juegos Olímpicos.

Jose María Hernández (c) 2011

5 comentarios:

Jorge dijo...

Afortunadamente para la humanidad, el proyecto de La Guerra de las Galaxias era inviable desde el punto de vista técnico. Supongo que la URSS no se iba a quedar de brazos cruzados. Lamentablemente una vez finalizada la guerra fría el mundo ha pasado de bipolar a estar monopolizado por un solo país. Tiempo al tiempo que los chinos ya están ahí.

Patxi Lopez dijo...

A mi parecer este relato no deberia estar publicado en esta web ya que es parte de la historia publicada en cualquier libro de historia o en cualquier hemeroteca. y no tiene nada de entretenido,aunque si por lo contrario en cultura.

historiador dijo...

En tu opinión, Patxi, ¿Alemania ganó la segunda guerra mundial y con el tiempo se convirtió en superpotencia del mundo?
¿En qué libro de historia leíste eso?

Patxi Lopez dijo...

Es lo mismo beber un colacao por vaso que con pajita, solamente se cambia la forma de beberlo ¿no crees?. Lo unico que cambia para no ser cierto son las dos frases del final. si piensas que es un relato entretenido ya me imagino a donde vas los fines de semana de marcha a divertirte,¿puede ser a la biblioteca?.

pichitas dijo...

excelente vision alternativa de lo que pudo haber sido y no fue.