Juicio Digital

- ¿Acaso no quiere gozar del privilegio de la inmortalidad, la sabiduría y la fuerza que los humanos le hemos dado? ¿Así nos lo agradece? Gracias Señoría, no tengo más que añadir.
- Muy bien señor fiscal. Damos paso a la defensa.
- Unidad Rf-sh5 o... ¿prefiere que le llame Koeth?
- Prefiero que me llame Koeth, señor.
- ¿Y eso?
- Al llamarme unidad me está llamando máquina, llamándome Koeth me trata como a un igual.
- Pero usted es un robot... ¿Cómo un robot puede preferir parecerse a un ser humano! ¿Acaso tiene usted algún tipo de virus en su software?
- No tengo virus alguno. Nací como una unidad Rf-sh5. Una unidad de la serie con el software más avanzado, que posee una similitud intelectual con la del hombre del 95%. Mi caso quizás sea diferente al resto de las unidades. Yo siento la necesidad de que me traten como un ser humano, ya que fui aprendiendo con el tiempo a base de experiencias, al igual que el ser humano y...
- [Fiscal] Protesto señoría. Un robot no puede sentir, pido que conste en el acta.
- Protesta aceptada.
- En resumen, como decía, me siento como un ser humano, no me siento robot, no creo que tenga ningún privilegio siendo robot, me gusta la vida del ser humano y me sentiría discriminado si no me aceptasen en su sociedad.
- [Fiscal] -¡Protesto la reincidencia, señoría! Sigue afirmando que puede sentir. Exijo que analicen su software.
- Protesta aceptada.
- (¡Mierda!) Entonces ¿Cómo valoraría los hechos que le imputa el fiscal?
- Pues creo que está todo dicho: yo no quiero la fuerza de una unidad F67, ni la precisión de una R34H. Me gusta viajar por el mundo, mezclarme con los seres que lo conforman, compartir experiencias y aprender con ellas y...
- [Fiscal] ¿Y la vida?¿Y si no gozase de inmortalidad?
- ¡Protesto señoría! ¡No es turno del fiscal! Solicito que no conste esa pregunta en acta y que mi cliente no tenga la obligación de responderla.
- Protesta aceptada. Dichas preguntas no constarán en el acta. ¿Alguna pregunta más, señor abogado?
- No, señoría. Eso es todo.
- Bien, pues pido a los miembros del jurado que se retiren de la sala para reflexionar sobre su veredicto.

[...]

- Muy bien,el veredicto de los señores del jurado sobre este caso es de que el acusado es:
- ¡Culpable!
- El acusado es declarado culpable.
La condena es la siguiente: ya que el acusado rechaza los privilegios que le han sido otorgados se le condena a un exhaustivo análisis y posterior reducción de su software y su hardware. Se le reducirán todas sus capacidades hasta igualar a las de la media de un ser humano. Su tiempo de vida será programada hasta una edad aleatoria escogida por un software externo, ya que el ser humano posee vida limitada, y su software sera encriptado para prevenir cualquier posible modificación. Pese a todo esto al acusado se le concede el privilegio de cumplir su sueño de mezclarse con la sociedad "humana", por lo tanto a partir de hoy pasa a ser un humano más, con cuerpo de máquina "capada". Eso es todo. ¡Se cierra la sesión!

wi1000 (c) 2008

2 comentarios:

boticcario dijo...

El relato esta bien, pero debo reconocer que me recuerda a "El hombre del bicentenario" de Asimov, eso sí con una óptica ligeramente diferente

tijeritas dijo...

Animate y envanos un relato Boticcario.